Sueño no onírico (Cuento)

<center>

 

![person-wheel-glass-vehicle-machine-tire-350253-pxhere.com (1).jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmUYcs8SVQdQ4csJv8Zjzj5BtgU2HL2zgiJnJnsdzmdzSE/person-wheel-glass-vehicle-machine-tire-350253-pxhere.com%20(1).jpg)

 

#Sueño no onírico

 

<center>

 

<div class=”text-justify”>

 

El teléfono suena con el nombre de Violeta como constante tras cada repicar. Al bajarse del auto, Jeremi por un instante se pregunta que tan difícil sería mentirle a su ex y decirle que sin querer aplastó su teléfono con una bombona de gas; se da cuenta al instante de que, con lo poderosa que es, no sería raro que otro de sus poderes sea adivinar mentiras.

 

—Tenga, señora.

 

Quitándose tal peso de encima, y dejándolo al frente de la casa de una señora de blanco pelo alborotado, se limpia un poco las manos, desgastadas por el roce del metal, y sorprendidas por lo mucho que puede pesar el contenido dentro.

 

—¿No me lo va a llevar a la cocina? —pregunta la señora, casi temblando de solo mirar lo mucho que pesa.

 

—Ñe, dele un golpecito, y le crecerán piernas.

           

Su teléfono vibra en su bolsillo, y al sacarlo, puede notar el número de su ex apunto de ser grabado apulso en la pantalla de contactos.

 

—Mierda.

           

Jeremi golpea la bombona, y esta comienza a pitar. Como si de una nube encapsulada se tratara, el gas se libera a enorme velocidad, inundando al ambiente de un olor tan asfixiante como nauseabundo. Apresurado por tal desperfecto, Jeremi ve rápido la fuga y la cierra moviendo la manilla a un lado de la boquilla.

           

—Que raro —dice con un sabor ácido en los labios—. A veces a estas cosas le salen brazos, pero nunca las había visto con fugas en los lados.

           

Tras ayudar a la anciana, recuerda que últimamente aquella había sido una falla común en las bombonas. Bostezando, y esperando que el gas no haya afectado su juicio, no puede negar que quiere ir rápido a su casa, en donde espera tener un pacífico descanso sin ninguna compañía.

           

El teléfono vuelve a sonar, y rascándose los ojos, se cuestiona como pasó tanto tiempo con aquella mujer.

           

—Por el sexo.

           

Sí, era por el sexo; su capacidad en la cama era tan mágica que se prolongaba en su mente incluso tras dormirse. Sin embargo, Violeta tenía algo especial, algo en lo que no se le podría comparar a ninguna otra con la que hubiese tenido una relación. Aún no está seguro de si es su figura, su carisma, o el hecho de ser una regeneradora con el poder de manipular los sueños de las personas. Tal vez, fuera un poco de todo eso, combinado con la vez en que de su cabello sacó mágicamente un condón en pleno vuelo.

           

Bajando del auto para entregar otra bombona, esta vez decide directamente dejar de lado su teléfono y llevar el producto dentro del recinto de la muy amable señora que le llamó hace un momento; el dolor de la espalda no se compararía con el remordimiento de que la pobre mujer quedara inundada de nauseabundo gas inflamable.

           

—Tenga —dice al bajar la bombona, cuando de repente siente que algo filoso roza con su cuello.

           

Antes de recibir un corte más profundo se tira al piso, salvándose de forma casi prodigiosa de una herida letal. Cayendo al suelo, y golpeándose el hombro con la bombona, mira asustado a la mujer de largo cabello azul que le amenaza con un cuchillo.

           

—¡Serás mío, o de nadie!

           

Jeremi se voltea en un rápido movimiento y golpea la bombona, provocando que el gas salga liberado con fuerza tal que inunda el lugar. Con ambas manos lo inclina hacia delante, e inundando a su agresora con gas, la hace retroceder al tiempo en que se plantea como crear una chispa para quemar a la desgraciada.

           

Es en ese instante en que aparece la solución más lógica.

           

—¡Ahora verás!

           

Arrojándose con la bombona en manos, ahora más ligera sin tanto gas, golpea a la mujer tantas veces como le es posible.

           

—¡Espera, espera! —exclama ella con voz entrecortada—. ¿Dónde están los derechos humanos?

           

—¡Derechos mis bolas!

           

Tras haberle dado más de catorce golpes se detiene, y reconociéndole la voz, la golpea un par de veces más, solo para desquitarse con ella.

           

—¿Violeta Buenamosa? —pregunta, con el sudor corriéndole por la espalda—. ¡Maldita sea, todo este día has sido tú, verdad!

           

Era evidente, en retrospectiva, que el día no había sido normal. El teléfono, las llamadas, la falla en las bombonas tan ridículamente fácil de explotar, y el hecho de que hubiese visto a una señora de pelo blanco.

           

Saliendo de aquél lugar con enorme descontento, escucha a Violeta gritar toda clase de galimatías en los que apenas se oye algo coherente.

           

—¡Óyeme, por favor, escúchame, hay algo que debes…!

           

Pero no, no iba a caer en su juego. Ignorándola por completo, avanza por la calle, decidido a despertar en algún punto de ese sueño, y denunciar a la psicópata que muy seguramente se ha metido en su casa para controlarlo mientras duerme.

           

—¡Espera!

           

Ante el temor y la duda, mientras ve como se acerca un auto, se cerciora de que todo lo que le ha pasado haya sido un sueño. Después de todo, ¿de qué otro modo se explican sucesos tan extraños? Es obvio, en especial, al considerar que no hay manera de que Violeta siguiera hablando tras la paliza que le acaba de dar.

           

Mirando el auto acercarse, respira el aroma del gas que ha inhalado.

           

—¡Cuidado!

           

Pero aquello era una locura, y una de las fallas más grandes de los sueños de Violeta era que no se podía experimentar olor en estos. Antes de que le choque el auto no se da cuenta de ese detalle, así como tampoco recuerda que Violeta posee regeneración en la vida real.

 

<center>

 

![Separador de escritor dos, con pluma y rojo..png](https://cdn.steemitimages.com/DQmc12RUwg7WQjDupVAqAFecDpPn18NfxCiLn79Ye9TwHcv/Separador%20de%20escritor%20dos,%20con%20pluma%20y%20rojo..png)

 

</center>

 

<div class=”text-justify”>

 

Link de las imágenes:

[Foto de un hombre que vende gas](https://pxhere.com/es/photo/350253)

[Separadores de steemit](https://steemit.com/spanish/@carlos-cabeza/exclusivos-separadores-para-tus-publicaciones-creados-en-photoshop-parte-2)

 

Este cuento se me ocurrió cuando vino el camión del gas una mañana en la que estaba jugando steemmonsters. De donde salió todo lo demás, en lo personal, me parece un enorme misterio.

 

En cualquier caso, espero que sea de vuestro agrado y que hayáis disfrutado de este cuento, aunque sea algo extraño, y que por lo disfrutable que fue me hace considerar si tengo problemas de misoginia. Espero poder usarlo para participar en el concurso de @sndbox, y con un poco de suerte, ganar al menos una mención honorifica.

 

Que tengan una buena noche, y disfruten las fiestas que se acercan. Con algo de suerte en los próximos días publicaré una entrada sobre cómo hacer debilidades en los sistemas de magia y una sobre cómo escribir fantasía épica, por lo que pueden esperar cosas buenas antes del fin de año (como repollo.press, servicio fundado por @repollo y para el que aún están a tiempo de recibir una prueba gratis ¡de un mes!)

##

| Si quieres ver más cuentos: | Orden |

| ——–|———|

| [El día en que la reina de corazones jugó Steem Monsters](https://steemit.com/spanish/@arteaga-juan/el-dia-en-que-la-reina-de-corazones-jugo-steem-monster-cuento) | Cuento |

| [Píntame angelitos negros](https://steemit.com/spanish/@arteaga-juan/pintame-angelitos-negros-cuento) | Cuento |

| [Peleando contra el olvido]( https://steemit.com/spanish/@arteaga-juan/peleando-contra-el-olvido-cuento) | Cuento |

#

| Mis últimas publicaciones: | Tipo |

| ——–|———|

| [Píntame angelitos negros](https://steemit.com/spanish/@arteaga-juan/pintame-angelitos-negros-cuento) | Cuento |

| [5 Pasos para escribir sistemas de magia](https://steemit.com/spanish/@arteaga-juan/5-pasos-para-escribir-sistemas-de-magia)| Cuento |

| [Mi bienvenida a steempress](https://steemit.com/spanish/@arteaga-juan/mibienvenidaasteempress-pjvcjprn26) | Cuento |

 

</div>

 

<center>

 

![image.gif](https://cdn.steemitimages.com/DQmPTU9QMgc2TeXU18fKNHfLsh9TvQuowdR3W5L8FnLH51f/image.gif)

 

</center>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *