Terreno enemigo (Cuento)

Terreno enemigo

El hechicero dio los toques finales a su hechizo; una enorme mega arma, una esfera de energía que mataría a todos los que habitaban las peligrosas tierras de la burguesía.

—¡No hagan ruido! —le dijo a los soldados, quienes lo protegerían hasta la muerte de ser necesario.

Aquellos hombres, una legión dispuesta para el ataque, se encontraban a una distancia prudencial del hechicero. Invocando su hechizo y alzando las manos al aire, este formó la esfera con la que absorbería todas las almas del malvado imperio Capitalista.

—Veamos vuestras últimas palabras, revolucionarios burgueses…

“Obvio que esto no es una rendición. Sin embargo, si tu quieres, puede ser una negocia…”

—¡Yo no negocio con criminales, yo negocio con el rey y sus allegados! Por eso, por medio de este maleficio os maldigo a perder vuestras almas, ¡que viva el rey, que viva la monarquía, y que mueran los condenados que pisan las tierras conocidas como Capitalismo!

Fue tal la intensidad de su llamado que cualquier sonido en la estancia se detuvo, como esperando a su alrededor a que la epicidad del momento se diera por culminada.

La luz se plasmó en sus manos hasta ser una circunferencia muy pequeña que crecía progresivamente a medida que cada alma era absorbida; llegado a un punto, consiguió alcanzar un tamaño mayor al de todo el dinero del mundo.

—Ja, creo que ninguna fortuna les salvará de esta.

El pergamino se levantó con vida propia, y con voz de empresario condescendiente, comenzó a recitar lo escrito en él:

“Bueno, veo no te interesa hacer acuerdos:

Estás condenado.

Pero bueno, eso no es importante. Hoy te he de comentar lo más nuevo del capitalismo; lo hemos llamado corrupción, aunque no me extrañaría que lo hubiesen inventado ya antes. Un poco de eso, algunos sobornos, un par de conspiraciones y estratagemas, y ¡así obtuvimos la siguiente innovación de esta era, las burbujas económicas!

Pero eso es tema aparte. Volviendo a la corrupción, hemos chantajeado y pagado a algunos funcionarios de tu reino (en una larga carrera de acontecimientos) para que nos venda terrenos; yo obtuve un par.

Al final, tras mucho hablar con el gobernador, se metió en el negocio y compró uno de mis terrenos. Luego, por medio de los bienes empleados y estratagemas, pasó a ser pieza del estado (fraude fiscal, pero eso es tema para otro día).

El punto es que como parte del estado, ese trozo de tierra ahora forma parte del territorio nacional. Por lo tanto, es legítimamente ganado desde el punto de vista legal, y por ello nuestro.

Supongo que tu ejército ya habrá caído en combate tras haber sentido como el impulso mágico les arrebataba las almas. No te preocupes por la gente que has matado; somos capitalistas de corazón, tenemos seguros lunares para ser resucitados.

Si sigues leyendo esto significa que aún no ha sido consumida tu propia alma. Yo que tú, entro en pánico, e invierto en oro.”

—Ja, estúpido —dijo al ser consumido por su propia esfera—. Ya verás que tan bonitas terminan siendo las burbujas económicas.

Fin

Separador de escritor dos, con pluma y rojo..png

Link de las imágenes:
Mapa de terreno enemigo
Separadores de steemit

Este cuento surgió de la idea de un hombre que le caía una genkidama encima y explotaba. Si bien no lo considero tan bueno, y el mal uso de las ideologías (y formas de gobierno) en este cuento me hace creer que es un desperdicio de oportunidades en el ámbito de la narrativa y la doble codificación (por no decir la sátira o la autocrítica), la verdad es que lo de las burbujas económicas me ha dado tanta risa que he terminado publicándolo.

En la narrativa hay altas y bajas. Espero que disfruten este punto medio en la calidad narrativa de mis historias; para que luego no les digan que todo lo que hago es perfecto.

Y sí, para salvar mi reputación, os dejo cuentos mejores más abajo. Si sos como yo y este les ha hecho gracia, no dejen de ponerlo en los comentarios, y así nos reímos un rato.

Otros cuentos de mi autoría mucho mejores: Tipo
El perdón te manda al infierno Cuento
Garimpeiro Cuento
De leones y cocineros Cuento

Mis últimas publicaciones: Tipo
Primer vistazo a “La suerte de Flech” Novela
De leones y cocineros Cuento
¿Cómo escribir debilidades en novelas de fantasía? Post

image.gif


Posted from my blog with SteemPress : http://arteaga-juan.repollo.org/2019/01/22/69/


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *